Viernes, 25 Julio 2014
ECUADOR - CHONE: La parroquia Santa Rita y Río Grande.


Revista La Gente.

El protagonismo social del Río Grande de Chone.

El territorio parroquial de Santa Rita, perteneciente al cantón Chone, se dividirá en dos partes si llega a hacerse realidad un proyecto de ley que crearía la nueva parroquia rural Río Grande, según informó Exipión Zambrano Risco, Coordinador General del comité promotor, durante una entrevista en Manta con LA GENTE de Manabí.

Zambrano Risco, estudiante de quinto año de Derecho en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí –extensión de Chone-, explicó que Santa Rita es una de las parroquias fundadoras de este cantón y que en territorio es la más extensa de la provincia de Manabí. Tiene actualmente la jerarquía de parroquia urbana, pese a que la mayor parte de su territorio es la zona rural que abarca la cuenca hídrica del Río Grande.

El Comité de Parroquialización Río Grande, fundado el 15 de enero de 2010 y presidido desde entonces por el profesor Pablo Vinicio López Loor, presentó el proyecto a consideración del Concejo municipal de Chone que lo debatió en dos sesiones consecutivas hasta aprobarlo. La primera de estas sesiones tuvo lugar en El Pueblito de Río Grande, el día 8 de octubre de 2012 cuando el proyecto fue presentado.

El proyecto se fundamenta en el hecho evidente de que la cuenca hídrica del Río Grande es pródiga en agricultura y ganadería vacuna, actividades a las que se dedican unas 15 mil personas (14.324 hasta el último censo del INEC realizado en 2010), de las cuales unas 3.500 residen en El Pueblito, que pasaría a ser la cabecera de la nueva parroquia.

El estatus actual de Santa Rita, como parroquia urbana, priva a su comunidad rural de Río Grande de una representación directa en el Concejo municipal de Chone y en el Consejo provincial de Manabí, derecho contemplado en el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD) para las juntas parroquiales rurales.

Esta privación limita las posibilidades de que Río Grande tenga más y mejores obras de vialidad, salud pública, educación y fomento productivo, lo que de sí es un freno a la prosperidad y el desarrollo de esa zona tan rica en recursos naturales. Los riograndeños quieren administrar su propio destino.

Exipión Zambrano anunció que en estos días el municipio de Chone levantará la cartografía de Río Grande, requisito exigido por la Comisión Ecuatoriana de Límites Internos de la República (CELIR), como paso previo a la creación de la nueva parroquia.

Los primeros objetivos trazados por el comité de parroquialización de Río Grande comprenden, entre otros, elegir la junta parroquial primigenia en 2014 y acometer un vigoroso plan de vialidad, utilizando para ello el material pétreo que abunda en la zona y abarataría los costos de construcción.

El nacimiento de la nueva parroquia rural, sin embargo, no acaba con San Rita, que seguirá siendo parroquia urbana en toda la extensión que tiene esta característica.

PROYECTO VIAL DEL GADP Y ECUADOR ESTRATÉGICO

Consultado sobre la vía El Bejuco – Platanales que han proyectado el gobierno provincial de Manabí y la empresa pública Ecuador Estratégico, Zambrano Risco considera que es un proyecto incompleto debido a que no alcanza a toda la zona que abarcará el embalse del Propósito Múltiple actualmente en construcción. Muchos habitantes del entorno se quedarán aislados en sus respectivas comunidades y obligados a utilizar medios precarios de transporte fluvial, observó el líder social.

En tal virtud, plantea que ese proyecto vial se lo extienda desde el sitio La Tola hasta el páramo de Coñaque, para lo cual la empresa pública Manabí Construye deberá hacer los estudios correspondientes.

LO QUE SUCEDIÓ EN EL REPRESAMIENTO DEL RÍO GRANDE

Exipión Zambrano dio detalles a LA GENTE de Manabí sobre lo sucedido con la rotura del dique (ataguía) en el lugar donde se construye actualmente la represa Río Grande del Proyecto Propósito Múltiple Chone.

Explicó que ese dique lo rompió la fuerza del agua de lluvia represada y que esto aclara el hecho de que algunas máquinas de la compañía constructora hayan sido arrastradas varios metros por la corriente. Si la rotura hubiera sido obra intencional de la constructora, sus máquinas habrían estado antes a buen recaudo, observó.

Por otro lado, indicó que el embalsamiento inesperado de tanta agua tomó por sorpresa a los campesinos que viven río arriba del dique, quienes tuvieron que abandonar urgentemente sus hogares, sin tiempo para llevar sus pertenencias, porque el nivel del agua subió velozmente. Esto demuestra, a su vez, que aún hay propietarios de fincas viviendo en la zona que será inundada por el embalse, ya sea porque todavía no se ha finiquitado el trámite legal de expropiación o porque no han recibido el pago al que tienen derecho por las tierras que pierden.

Muchos campesinos sufrieron pérdidas significativas a consecuencia de ese represamiento no anunciado y que, salvo los constructores de la represa, nadie esperaba todavía.