Viernes, 25 Julio 2014
ECUADOR - PORTOVIEJO : Justicia llegó en caso Sabando.


"El Diario Manabita".

TRES SENTENCIADOS POR CASO SABANDO.

De veinte y veinticinco años de prisión fueron dictadas las sentencias para los asesinos de Julio Andrés Sabando Córdova.

Este martes los jueces del Primer Tribunal de Garantías Penales de Manabí dictó la sentencia en contra de los responsables del asesinato de Sabando.
Gustavo Vicente Loor Carvajal y José Felipe Roldán Intriago fueron sentenciados con una pena de 25 años de cárcel. Mientras Luis Lozano Donoso recibió una pena de 20 años.
Las sentencias ya fueron puestas en conocimientos de las partes, tanto acusadora y la acusada.
Loor y Roldán fueron declarados como autores intelectuales del secuestro y la muerte de Sabando, mientras que Lozano confesó ser el autor del asesinato junto a otros hombres, quienes están prófugos.
Sabando. Julio Sabando Vélez, padre de la víctima, dijo que se ha hecho justicia, pero que el caso no termina allí porque aún hay otras personas que participaron en el asesinato de su hijo y están prófugas de la justicia.
"No descansaré hasta ver presos, juzgados y sentenciados a todos los criminales de mi hijo", expresó Sabando.
En la Fiscalía se encuentra abierto un proceso judicial en contra de Jhon Édgar Barreto Alvia, quien también está acusado de la muerte de Sabando.
Barreto se encuentra prófugo de la justicia. Su residencia está ubicada en Guayaquil.
Sabando Vélez también indicó que la diferencia de las sentencia de veinticinco años de prisión para Loor y Roldán, con los veinte años que le pusieron a Lozano, se debe a que este último se declaró culpable y fue quien dijo dónde habían enterrado a la víctima. Eso permitió que el detenido halla sido beneficiado con la rebaja de pena, según lo establece la ley, aseguró Sabando.
Antecedentes. Julio Andrés Sabando Córdova fue secuestrado por varios hombres el 5 de julio del año pasado. Esto se dio entre las calles San Rafael y Manuel Molina, de la parroquia San Pablo.
Al momento de los hechos andaba con su hermano; Julio César Sabando, quien logró escapar de sus captores y denunciar el hecho a la Policía.
Esa noche los secuestradores dejaron abandonada una camioneta Ford 150. Los uniformados realizaron varios operativos para dar con el paradero de los secuestradores y su víctima.
En el caso intervino la Unidad Antisecuestros y Extorsión de la Policía (Unase), la que el 30 de julio de 2012 logró detener a Gustavo Loor Carvajal y José Felipe Roldán, quienes, según los agentes, eran los mentalizadores del secuestro.
El 16 de agosto del mismo año, los agentes policiales capturaron en Guayaquil a Luis Lozano Donoso, quien confesó haber asesinado a Sabando.
Lozano también confesó que la víctima fue enterrada en una zona despoblada, en el sitio Las Palmeras, por el sector de Río Bravo, ingresando por Los Bajos de Montecristi.
Allí los policías encontraron el cadáver.